D. Francisco Aparicio: “Somos herederos de una devoción centenaria, la del Santísimo Cristo de Gracia”

Esta mañana en el Templo Parroquial se ha celebrado la Solemne Función Religiosa en honor a nuestro patrón, el Santísimo Cristo de Gracia, en su Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.

La celebración ha sido presidida por D. Francisco Aparicio Mínguez, vicario parroquial de Quintanar de la Orden, concelebrando D. José Antonio Escobar, párroco; D. José Antonio Morcillo, O.S.B., vicario parroquial; y Fr. Carlos Ginés Campos, T.O.R., de la comunidad de Franciscanos de Quintanar. Como cada año, a la misma ha asistido la Hermandad-Mayordomía con su Junta Directiva a la cabeza así como camareras y servidores, además de las autoridades municipales y reina y damas de las fiestas.

D. Francisco, en su homilía, comenzaba destacando los siglos de devoción que el pueblo de Quintanar profesa a su patrón, para pasar después a desgranar el significado de la gracia. A través de las hermandades que han participado en el Triduo, el vicario comenzaba señalando a Cristo viviendo su pasión y muerte, como nos representa Jesús de Medinaceli, para después fijarse en la gracia derramada sobre todos nosotros a través de los sacramentos, recordando la participación en el Triduo de la Cofradía del Santísimo. Por último, sirviendo de ejemplo los Hermanos de Santiago, nos invitó a reflexionar sobre la gracia que supone nuestra pertenencia a la Iglesia y en concreto a nuestra Parroquia de Santiago de la Espada.

Al inicio de la celebración, como es costumbre, el mayordomo mayor de la Fiesta, D. Zacarías López-Barrajón, se dirigía a los presentes haciendo un recorrido histórico por la devoción a nuestro patrón, así como recordando vivencias personales de fe desde su infancia hasta nuestros días. Al finalizar la Misa, el presidente de la Hermandad D. Francisco Añover hacía entrega al mayordomo de una placa conmemorativa. Asimismo se procedía a nombrar a D. Francisco Aparicio Mínguez hermano con carácter extraordinario, siéndole impuesta la medalla de la Hermandad-Mayordomía.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *