Fiesta de SAN JUAN DE CAPISTRANO, 23 de Octubre

La Iglesia Católica, el 23 de Octubre, celebra la Festividad de San Juan de Capistrano. Por ello durante todo el día, la Imagen de San Juan de Capistrano de la Ermita de Nuestra Señora de la Piedad y Santísimo Cristo de Gracia, estuvo expuesta delante del presbiterio para veneración de todos sus fieles. La misa matinal (11:00 horas) en la Ermita, fue en acción de gracias a San Juan de Capistrano.

Pero, ¿sabemos quién fue y por qué está su imagen en Quintanar? 

Nació en Capistrano, en la región de los Abruzos, en el año 1386. Estudió derecho en Perusa y ejerció por un tiempo el cargo de juez. Ingresó en la Orden de los Frailes Menores y, ordenado sacerdote, ejerció incansablemente el apostolado por toda Europa, trabajando en la reforma de costumbres y en la lucha contra las herejías. Murió en Ilok (Austria) en el año 1456.

La imagen de San Juan de Capistrano, que corona el altar derecho de la Ermita de Intramuros de la Virgen de la Piedad, fue traída a Quintanar de la Orden por la familia Ángulo Quilis como acción de gracias por sobrevivir a la contienda civil de 1936. Fue la mujer de D. Artemio Angulo (gran parte de sus familiares, naturales de La Puebla de Almoradiel, fueron represaliados en la citada guerra), Doña Isabel Quilis Artero, la que hizo promesa de traer una imagen de la Soledad a Quintanar si su marido se salvaba. Por aquel entonces, esa misma imagen la quería encargar D. Eduardo Gálvez Adán, así que los patriarcas de ambas familias se pusieron de acuerdo y viajaron a Valencia en busca del escultor que haría ambas figuras. Este no sería otro que D. José María Ponsoda Bravo, que realizaría las citadas figuras. La de la familia Ángulo Quilis fue, finalmente, una talla de San Juan de Capistrano, porque fue el 28 de marzo de 1936 era su festividad y coincidió con la toma de Madrid por el Bando Nacional, lo que significaba prácticamente el final de la guerra. Doña Isabel recogió dinero del pueblo de Quintanar para sufragar su coste y se colocó en la Ermita de la Virgen, en el altar ocupado en el pasado por una imagen de San Juan Bautista, que probablemente procedía de la antigua Ermita de San Juan.

El de Capistrano tenía su función religiosa cada año y también salió en procesión durante algún tiempo. La Iglesia Católica cambió su festividad al 23 de octubre, día de su muerte, tal como hoy la celebramos.

Oración a San Juan de Capistrano
Oh Dios, que suscitaste a san Juan de Capistrano para confortar a tu pueblo en las adversidades, te rogamos humildemente que reafirmes nuestra confianza en tu protección y conserves en paz a tu Iglesia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *